Barrio Norte

SHARE:

La Avenida Santa Fe es una de las avenidas más famosa de Buenos Aires, después de las avenidas 9 de Julio y Del Libertador. Esta calle comercial compite con la mismísima peatonal Florida, y aunque aún no goza de su misma popularidad entre viajeros, sí es la elegida a la hora de hacer shopping a cielo abierto por los locales. Es que acá se concentran las marcas de diseñadores argentinos top, como María Cher, Paula Cahen D’Anvers, Rapsodia y Vitamina, por nombrar a algunos de los más populares.

En Santa Fe y sus alrededores encontrarás también varias de las mejores y más clásicas propuestas en dos aspectos clave: las librerías y las heladerías. Entre las primeras, hay que destacar la sede central de la cadena El Ateneo (Santa Fe 1860). El edificio Grand Splendid -donde está emplazada la librería- hace honor a su nombre. Inaugurado en 1919, supo ser un teatro, luego devenido en cine en los 90, y librería en el 2000. Todo se conservó y restauró tal cual para rememorar su elegante pasado, excepto las butacas que fueron reemplazadas por las estanterías para los más de 120 mil libros. La cúpula pintada a mano, la marquesina de estilo griego, los palcos adornados, el telón carmesí de terciopelo… Incluso sobrevivió el escenario con piso de madera original, donde hoy funciona un cafecito de ensueño, y donde no solo te podés sentar a leer, sino también a escuchar los suaves acordes del piano en vivo -por la tarde-. Su gran esplendor ha sido reconocido a nivel mundial: en 2008, el diario inglés The Guardian la declaró la segunda librería más linda del mundo, solo por detrás de una iglesia alemana de 800 años en Maastricht.

Image title
El Ateneo


En cuanto a las heladerías, podés hacer una cata de las cadenas más populares: la clásica y eterna Freddo (Callao 1201), donde no podés dejar de probar el dulce de leche Tentación; y la más joven pero ya consagrada Volta (Santa Fe 1826), que también se especializa en bombones y chocolates. Pero, a su vez, podés optar por opciones menos masivas como Arkakaó (Quintana 188), el baluarte de la tradición italiana, donde no tenés que probar el tiramisú con mascarpone y el gianduia -una pasta de avellanas con chocolate-. O también podés pasar por Rapa Nui (Arenales 2302) que se inspira en los sabores e ingredientes de la Patagonia para elaborar delicias como Berry Champ y Triple Tentación.

La Avenida Santa Fe también es sinónimo de galerías. Algunas valen la pena más que otras, pero todas son una oportunidad de sumergirte en submundos techados donde podés encontrar diseños de autor, ofertas increíbles o, incluso, una obra de arte del gran maestro argentino Raúl Soldi. Pero quizás las más interesantes sean las ligadas a la cultura joven. La galería Bond Street (Santa Fe 1670) es el epicentro de la corriente alternativa y callejera: locales de tatuajes, skates, cómics y todo tipo de merchandising ligado al rock, el punk y el heavy metal. Para objetos y ropa vintage que nunca pasa de moda, La Quinta Avenida (Santa Fe 1270) lo tiene todo. Y si lo que buscás es el arte emergente de Buenos Aires, quizás quieras darte una vuelta por El Patio del Liceo (Santa Fe 2729): locales de diseño, talleres de restauración, reciclado y decoración, galerías de arte, librerías y editoriales independientes son parte de su original y refrescante propuesta.

Image title


Qué está sucediendo en #buenosaires