Arte y más: dónde comer y beber en los museos porteños

Contemplar, aprender y… comer. Seis museos de Buenos Aires donde la oferta gastronómica también es digna de admiración.

LEER MÁS

Arte y más: dónde comer y beber en los museos porteños

16 nov, 2015

SHARE:

Contemplar, aprender y… comer. Seis museos de Buenos Aires donde la oferta gastronómica también es digna de admiración.

En jardines, en terrazas o en galerías. Con mesas afuera y adentro. Con propuestas que van desde un sándwich gourmet hasta unos impecables ñoquis de remolacha o una bondiola braseada.

Los museos locales, cada vez más, tientan a sus visitantes con buena gastronomía

Aquí, una ruta imperdible:


1- Marcelo Dolce, Malba 

En septiembre de 2013, Marcelo Piégari, reconocido restaurateur porteño, abrió Marcelo Dolce en la planta baja del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), uno de los museos más lindos y modernos de la ciudad. El lugar es amplio y vidriado -con vista al parque- y tiene un menú sencillo, de inspiración italiana y mediterránea. Hay pizzas, ensaladas variadas, paninis y tramezzinis (sándwiches), además de fina pastelería de corte italiano.

INFO: Todos los días, de 8 a 20. Figueroa Alcorta 3415, Palermo





2- Restaurante & bar, Museo Evita

Con más de diez años de despacho, el restaurante del Museo Evita es uno de los más logrados dentro del rubro. Esto quiere decir que vale una visita, al margen de que uno recorra o no el museo (aunque el museo es imperdible, con su exhibición de vestidos de gala de Eva Duarte, piezas de memorabilia y fotos de época). Cálido, animado, cambia de carta estacionalmente: buenas pastas, ensaladas, picadas y -sobre todo- muy recomendables sus galletes (crepes bretonas) dulces o saladas que preparan, a la vista, en un puestito ubicado en el bonito patio del museo.

INFO: Lunes a sábados, 9 a 24; domingos, de 9 a 19. Juan María Gutiérrez 3926, Palermo

Museos Buenos Aires
Museo Evita


3- Café Proa, Fundación Proa 

La Fundación Proa es un museo de arte ubicado en una Buenos Aires de postal: el escenario que conforma la vuelta de Rocha, sobre el Riachuelo, con su puente, sus barcos cargueros y sus casitas de chapa pintadas de colores. Dentro del museo, en un espacio blanco y minimalista, se encuentra el café con terraza y vista al extraordinario paisaje. El menú, diseñado por el chef Lucas Angelillo, incluye sándwiches, finger food (buñuelos de espinaca, empanadas, papas con guacomole), ensaladas y principales (carnes, pescados). De postre, un dulce tropical: carpaccio de mangor con granité de maracuyá.

INFO: Martes a domingos, de 11 a 19. Pedro de Mendoza 1929, La Boca

Museos Buenos Aires
Café Proa





4- Croque Madame, Museo de Arte Decorativo 

Una belleza arquitectónica de valor incalculable. Eso es lo que es el Museo de Arte Decorativo que, a principios del siglo XX, fue la residencia de una familia porteña de alcurnia: los Errazuriz-Alvear. Imprescindible dar un paseo por sus majestuosos salones y cuartos, en los que suele haber muestras temporarias. Y luego, recalar en Croque Madame, su café-restaurante. Con algunas mesitas en el jardín -las más lindas- y algunas adentro, es un lugar que se destaca por la pastelería y los platos rápidos: sopas, sándwiches, ensaladas y croques.

INFO: Lunes a domingo, de 10 a 24. Libertador 1902, Palermo

Museos Buenos Aires
Croque Madame


5- Confitería, Villa Ocampo 

Por la casona suburbana de la escritora e intelectual Victoria Ocampo pasó buena parte de la intelectualidad del siglo XX: desde Graham Greene y Le Corbusier hasta Albert Camus, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda y Aldous Huxley. Solo por nombrar algunos. El lugar, rodeado de frondosos jardines y muy bien mantenido, constituye una salida interesante de fin de semana, a pocos kilómetros de la capital. Para completar el paseo y sentirse inmerso en una atmósfera de hace cien años, se puede tomar el té con masas en su confitería, servido en las mesas de las hermosas galerías de la casona.

INFO: Miércoles a Domingos (y feriados), de 12.30 a 19hs. Elortondo 1811, San Isidro

Museos Buenos Aires
Villa Ocampo





6- Puerto Rivero, Museo Malvinas

Son los últimos en sumarse a la lista. Tanto el museo -ubicado dentro de la ex Esma (centro clandestino de detención durante la última dictadura militar)-, como el bar de comidas que alberga, se inauguraron en 2014. El museo es una manera de adentrarse en la historia argentina reciente y, antes o después del recorrido, se puede hacer una parada en Puerto Rivero para tomar una limonada o comer una hamburguesa, unas empanadas o platos más suculentos como la polenta o la bondiola braseada, todo a un precio súper conveniente. Fuera del horario del almuerzo, proponen rico café y budines caseros.

INFO: Martes a viernes, de 10 a 18; sábados, domingos y feriados, de 12 a 20. Libertador 8151, Nuñez

SHARE:

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:


Qué está sucediendo en #buenosaires