Bares top: seis barras de lujo de la noche porteña

Dicen que todo vuelve. Y la mejor coctelería porteña, por fortuna, no es la excepción. Con una tradición de más de cien años, en los últimos tiempos comenzó a vivir una nueva era dorada.

LEER MÁS

Bares top: seis barras de lujo de la noche porteña

11 nov, 2015

SHARE:

Dicen que todo vuelve. Y la mejor coctelería porteña, por fortuna, no es la excepción. Con una tradición de más de cien años, en los últimos tiempos comenzó a vivir una nueva era dorada.

Casi todos los meses abre una nueva barra que hay que conocer.Los bartenders, como los chefs, se convirtieron en celebridades y lanzan sus propios productos y destilados o crean sus bitters.Y hay un nuevo público de bares cada vez más exigente y abierto a probar tragos de autor o los clásicos que nunca pasan de moda -como el Negroni, el Americano o el Martini-. Como el panorama coctelero está más agitado que nunca y uno puede marearse antes de empezar a tomar el primer sorbo, te acercamos un listado de propuestas que están entre las mejores de la ciudad. Seis barras de lujo que vale la pena conocer:


FLORERÍA ATLÁNTICO

Desde que abrió sus puertas en 2013 se consolidó como uno de los bares de moda. Creado por el bartender estrella Renato (Tato) Giovanonni, está ubicado debajo de una florería -de ahí el nombre- en una de las zonas más lindas de la ciudad, llena de hoteles, cafecitos y galerías de arte. Desde la estética y la carta Florería, busca rescatar el espíritu inmigrante de Buenos Aires, con tragos más afrancesados, italianos, españoles o polacos. Dato: la comida está a la altura de los tragos (si vas con compañía te recomendamos la pesca parrillera para dos).

QUÉ TRAGO PEDIR: MITAZ BLOODY MITAZ GAZPACHo

DIRECCIÓN: ARROYO 872, RETIRO

Image title
Renato (Tato) Giovanonni


VICTORIA BROWN

A primera vista no se ve. Y es que Victoria Brown, bar de Buenos Aires que coquetea con la estética steampunk, se mantiene oculto detrás de una falsa pared de ladrillo que lo separa del café que funciona a la calle. Apenas uno atraviesa ese muro empieza la magia. Una gran barra de más de 9 metros y medio, comandada por Ezequiel Rodríguez, es el corazón de un espacio donde se privilegia el hierro, la madera y los tonos cobrizos. Envuelto por esta atmósfera, no queda otra que pedirse un trago clásico como el Old Cuban, o el Manhattan, o alguno de la carta de añejados y ahumados. Trabajan a partir de bebidas premium y bitters y macerados caseros.

QUÉ TRAGO PEDIR: RUM FASHIONED

DIRECCIÓN: COSTA RICA 4827, PALERMO





HARRISON

Un halo de misterio deliberado envuelve a este speakesasky porteño, el más purista en su estilo. Nada de revelar direcciones -en su Facebook apenas aparece un “somewhere in Buenos Aires”-, ni de pasar claves por teléfono. Las dos únicas maneras de entrar a Harrison son conocer a alguien o ir a comer a Nicky (Malabia 1764, Palermo), el restaurante de sushi que hay delante del bar, e intentar caerle bien a quien custodia la puerta. Tómalo o déjalo. Si lográs entrar, el paso sucesivo de compuertas hasta arribar al bar es el comienzo de una aventura que termina en una barra al estilo de los años ´20, con cristalería y mobiliario antiguo y las bebidas y tragos más cotizados.

QUÉ TRAGO PEDIR: BONNIE ROSE


PONY LINE

Los bares de hotel a veces pecan de serios y acartonados. Pony Line, ubicado en el Four Seasons -pero con entrada independiente-, es todo lo contrario. Chic, distendido y con una alta rotación de público (los miércoles es el día más movido), este bar alude al ambiente del polo y lo equino (como detalle simpático la carta tiene forma de rebenque). Si vas con compañía, podés elegir la intimidad de los boxes, pero si estás solo o sola podés sentarte en la barra y pedirle al bartender que te prepare algún trago clásico o, por qué no, el trío de cocktails-tererés que se toman con bombilla de mate. No fallan.

QUÉ TRAGO PEDIR: UN BRAZILIAN MAI TAI

DIRECCIÓN: POSADAS 1086, BARRIO NORTE

Image title
Pony Line


BASA

Hermano menor del Gran Bar Danzón -otro de los grandes refugios etílicos de la ciudad-, BASA abrió en 2013 con una propuesta coctelera ambiciosa y tentadora (también los platos son ricos, una recomendación: scotch eggs). La barra es hermosa y cómoda, buena para acodarse durante un rato largo y ver cómo trabaja Ludovico De Biaggi, uno de los bartenders más talentosos de la escena local. Visualmente los tragos son tan estéticos que vas a querer sacarle una foto y compartirla enseguida en las redes sociales. Un obligado: el pisco punch a ´l´ argentine con pisco Vargas, Bacardi añejo, hesperidina, ananá, naranja y almíbar.

QUÉ TRAGO PEDIR: EL PISCO PUNCH O “TE QUIERO TANTO”, UN TRAGO LIGERO Y FÁCIL CON BASE DE TANQUERAY

DIRECCIÓN: BASAVILBASO 1328, RETIRO




DOPPELGANGER

Está casi en el extrarradio de Buenos Aires (en el barrio de San Telmo al filo de Barracas), pero su magnífica barra y ambiente hacen que la excursión valga la pena. Ubicado en una esquina, y decorado al estilo de los bares de la posguerra de París o Berlín de los años ’20 o ‘30, Doppel mantiene una política ortodoxa: no hay cervezas, no hay vino, ni gaseosas, sólo una larga carta con casi 100 cócteles -la especialidad son los Martinis- que se sirven en fino cristal de bohemia. Un viaje a otro tiempo.

QUÉ TRAGO PEDIR: CYNARAZO

DIRECCIÓN: AV. JUAN DE GARAY 500 (ESQUINA BOLIVAR), SAN TELMO


BY CECILIA BOULLOSA

SHARE:

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:


Qué está sucediendo en #buenosaires