Hipódromo de Buenos Aires: el encanto de pasar un día en las carreras

El Hipódromo de Palermo tiene la virtud de combinar distintas actividades en un solo lugar: arquitectura, diversión y gastronomía.

LEER MÁS

Hipódromo de Buenos Aires: el encanto de pasar un día en las carreras

13 feb, 2019

SHARE:

El Hipódromo de Palermo tiene la virtud de combinar distintas actividades en un solo lugar: arquitectura, diversión y gastronomía.

Si ya paseaste por Caminito en La Boca; ya te sacaste una foto en el Obelisco; y ya descubriste las diez razones para perderte en el Teatro Colón... Entonces, podés alejarte por un rato de las atracciones cien por ciento turísticas y disfrutar de un encantador día en las carreras. El Hipódromo de Palermo tiene la virtud de combinar distintas actividades en un solo lugar: arquitectura, diversión y gastronomía. Aquí una guía de qué hacer durante su estadía:


1. ANDAR POR LA VEREDA DE LA AVENIDA LIBERTADOR Y... 

Dejarse llevar por la arquitectura del lugar hasta aparecer justo frente a la pista de arena. El camino te lleva solo.

Ubicado sobre la sofisticada Avenida Libertador, el edificio del hipódromo es una tradicional postal de la ciudad con sus tres construcciones de estilo clásico francés rodeadas de jardines con esculturas y escalinatas que se abren hacia las tribunas Oficial, Paddock y Especial.





2. CAMINAR POR LOS EXTERIORES DE LA TRIBUNA ESPECIAL...

Atravesar la Oficial y dirigirse hacia el sector de boxes. Una vez allí, admirar la belleza de los caballos, preguntar por sus nombres, y elegir el objetivo de su apuesta.

La Tribuna Oficial es la más elegante -no está permitido el acceso en jeans y zapatillas- y cuenta con un restaurante con vista directa a la pista y boleterías de apuestas. En la Especial hay confitería y boleterías de apuestas. Pero la Paddock es la más entretenida de las tres: está el confitería La París, la redonda y los boxes de exhibición para recorrer antes de cada carrera, además de una sala de arte para cambiar de ambiente. Las tres son de acceso libre. Un cuarto edificio acompaña la construcción donde se encuentra la Tribuna Nueva. Allí se puede elegir entre distintos restaurantes para comer y hay, además, un paseo de compras.


3. CONSULTAR EL HORARIO DE LA PRÓXIMA CARRERA, ANIMARSE A HACER UNA APUESTA Y...

Disponerse a palpitar los nervios de la largada y la adrenalina del galope. Unirse a las multitudes y gritar el nombre de su caballo durante la rectal final. Desde las dos de la tarde en adelante y hasta las nueve y media de la noche hay un total de quince carreras diarias todos los domingos, lunes, viernes y sábados.

Hipodromo de Buenos Aires





4. GANAR. DISFRUTAR DE LA SUERTE DEL PRINCIPIANTE Y COBRAR SU APUESTA...

Con lo ganado, invitar a sus compañeros de viaje a tomar el té en La París o a cenar un menú americano en Tucson.

Entre los grandes clásicos hípicos, en mayo se corre el Gran Premio República Argentina, en septiembre toca la Polla de Potrillos y la de Potrancas, y en noviembre llega el más esperado de todos, el Gran Premio Nacional, más conocido como el Derby Argentino.

5. POR ÚLTIMO, NO PUEDEN PERDERSE INGRESAR A LOS SALONES DE SLOTS DENTRO DEL CASINO...

Una enorme variedad de Slots para todos los gustos, más de 4 diferentes variedades de Restaurantes, vistas encantadoras a las pistas del Hipódromo, pantallas Led gigantes y sectores exclusivos para fumadores. Entretenimiento y diversión en uno de los edificios históricos más impactantes y en la zona más hermosa de Buenos Aires.

UNA VISITA OBLIGATORIA!!

Hipodromo de Palermo Slots

INFO: INGRESO POR AVENIDA DEL LIBERTADOR 4101, PALERMO

SITIO WEB: WWW.PALERMO.COM.AR


* BONUS TRACK

REPLICAR TODO LO ANTERIOR, PERO EN EL HIPÓDROMO DE SAN ISIDRO

Los miércoles y los viernes las carreras suceden unos kilómetros al norte de Palermo en el magnífico Hipódromo de San Isidro, a media hora de auto del centro de Buenos Aires. Rodeado de un extenso parque de 148 hectáreas y con vistas a cielo abierto, el lugar es ideal para pasar un día al aire libre. El verde se extiende hacia la pista y se multiplica en 2700 metros de césped siempre impecables. Con una arquitectura en clave retro que remite a los años setenta, la construcción se divide en tres tribunas con confiterías y boleterías de apuestas. Aquí, a mediados de diciembre, se corre el Gran Premio Carlos Pellegrini, uno de los más aristocráticos del país. La entrada es libre.

INFO: INGRESOS POR MÁRQUEZ Y FLEMING O POR MÁRQUEZ Y SANTA FE, SAN ISIDRO.

SITIO WEB: WWW.HIPODROMOSANISIDRO.COM


BY CECILIA ACUÑA

SHARE:

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:


Qué está sucediendo en #buenosaires