LOS 5 BARRIOS QUE NO PODES PERDERTE EN TU VISITA A BUENOS AIRES

Los Barrios Más Turísticos de Buenos Aires

LEER MÁS

LOS 5 BARRIOS QUE NO PODES PERDERTE EN TU VISITA A BUENOS AIRES

14 jun, 2019

SHARE:

Los Barrios Más Turísticos de Buenos Aires

Las callecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste?” Multifacética y extensa como pocas (cuenta con 48 distritos, repartidos en 202 km2), la ciudad tiene tanto para ofrecer y recorrer que resulta difícil elegir qué ver y a dónde ir. Por eso, decidimos contarte cuáles son los 5 barrios que no te podes perder en tu primer visita a la city porteña.

SAN TELMO-LA BOCA.

Si querés hacer un curso de “argentino express”, estas son las zonas más criollas de toda Buenos Aires. Si bien cada una posee su impronta propia, ambos barrios tienen una mística en común: el amor por el asado argentino, la pasión por el fútbol y el respeto al tango. En esta área, es donde vas a poder experimentar al 100% nuestra cultura más autóctona. Las calles de San Telmo, con sus faroles antiguos, casas centenarias y plazas arboladas, son sinónimo de milonga. Visitá la Plaza Dorrego (Humberto 1º al 400), las antigüedades del Mercado de San Telmo (Defensa y Carlos Calvo), recorré el Paseo de la Historieta (Defensa y Chile), espiá las piezas del orfebre presidencial Juan Pallarols (Defensa 1044), entrá al Museo Histórico Nacional (Defensa 1600), caminá por el Parque Lezama (Av. Paseo Colón y Brasil), tomate algo en los lugares más emblemáticos, como Sur (Estados Unidos 299) o El Viejo Almacén (Av. Independencia 303) y déjate llevar por las callecitas empedradas.

Un poco más al sudeste, junto al Riachuelo, está el famoso barrio de La Boca, tan auténtico como nacionalista, que concentra la esencia de nuestro folclore. No dejes de recorrer los 150 metros de Caminito, la calle más colorida de toda la ciudad (Del Valle Iberlucea y Magallanes). No dejes de apreciar los murales portuarios de Quinquela Martín. Probá sin dudar, el típico asado argentino en alguna de sus pintorescas parrillas (la mayoría se concentran sobre las calles Iberlucea, Magallanes, Garibaldi). Animate al 2x4 junto a alguna de las parejas de tangueros que bailan a orillas del Riachuelo, no le temas al papelón, ¡todos lo hacen! Sacate una foto en La Bombonera, la Cancha de Boca Juniors que vio brillar a Diego Armando Maradona (Brandsen 805). Ah, y si te sentís lejos de casa, entrá al Santuario Nuestra Señora Madre de los Emigrantes: contiene un relicario con tierra de todos los países (Necochea 312).

PUERTO MADERO.

Es el barrio más joven de todo Buenos Aires y el más cotizado de América Latina. Con solo 26 años de vida y una ubicación privilegiada al río, es hoy el símbolo de una ciudad renovada y exclusiva. Tiene calles femeninas (todas llevan el nombre de mujeres influyentes en la historia y cultura de la argentina) y se destaca por ser un exquisito y distinguido polo gastronómico y hotelero. Qué hacer: salí a caminar y a oxigenarte por la Reserva Ecológica, son 350 hectáreas de flora y fauna, que bordean el Río de la Plata (Av. Achával Rodríguez 1550). En la entrada, sacate una foto en la fuente de mármol Las Nereidas, una de las obras más bellas de la artista Lola Mora. Y para apreciar lo más nuevo del arte argentino, hacete una selfie en el Monumento al Tango, junto al bandoneón de 3,5 metros de altura ubicado en Azucena Villaflor y Aime Painé. Cruzá el emblemático Puente de la Mujer, el corazón de Puerto Madero (Juana Manuela Gorriti 900). Visitá alguno de sus museos: hay para todos los gustos, desde el Museo de la Inmigración, el del Humor, el del Buque Fragata Sarmiento, el Faena Arts Center (Aime Paine 1169) y hasta la colección privada de artistas internacionales, como Warhol, Rodin o Berni, de la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat (Olga Cossettini 141). No dejes de tomarte un trago en alguno de los tantos bares que dan a las dársenas o de probar un clásico choripán en alguno de los “carritos” (suerte de food trucks locales) que se encuentran sobre la Av. Achával Rodríguez.

MICROCENTRO.

Si buscás llevarte las imágenes más emblemáticas de la ciudad y conocer parte de su historia, tu lugar es éste. Nuestro downtown se encuentra en un área de 60 manzanas donde existen 8 lugares que no podés dejar de visitar si querés mostrar tu paso por Baires. Imperdible: La Casa Rosada, nuestra Casa de Gobierno, sede presidencial (Balcarce 50). Entrá a la Catedral Metropolitana donde oficiaba misa el Papa Francisco y conocé el mausoleo del General San Martín custodiado por sus inmóviles granaderos (Av. Rivadavia, esquina San Martín). A pocos metros, tenés El Cabildo: símbolo de la revolución de Mayo de 1810 (Bolívar 65). Caminá hasta el ícono de la ciudad, el Obelisco (ubicado en la avenida más ancha del mundo, la 9 de Julio, y Av. Corrientes). A solo 2 calles hacia el este, te vas a encontrar con el Teatro Colón, uno de los teatros líricos más importantes del mundo que podés visitar todos los días de 9 a 17 hs. (Cerrito 618). Después, te recomendamos bajar por la Av. Córdoba  hasta llegar al centro comercial Galerías Pacífico, donde vas a ver la extraordinaria cúpula pintada por los mejores artistas de la ciudad (Florida 753). Al salir, viví la experiencia de caminar por la principal vía de circulación: la calle Florida, la peatonal porteña, repleta de comercios y souvenirs para llevar.

RECOLETA.

Fue bautizada como la “París de Sudamérica” por ser el escenario más elegante y chic de toda Buenos Aires. Perderte por sus calles, es lo mejor que te puede pasar. No dejes de caminar por la Av. Alvear, vas a ver las residencias de la Belle Époque, como los palacios Álzaga Unzué (Four Seasons Hotel), el Pereda (residencia de Brasil), el Ortiz Basualdo (Embajada de Francia), o la residencia Duhau (Park Hyatt Hotel), entre otras. Una imagen que va a guardar tu retina será la del monumento Floralis Genérica, una flor plateada de 20 metros de alto que se abre al salir el sol y se cierra al anochecer (Av. Figueroa Alcorta 2301). Visitá el Museo Nacional de Bellas Artes, uno de los más completos en cuanto a obras de Latinoamérica (Av. Del Libertador 1473). Cruzando la Av. Figueroa Alcorta, no dejes de visitar la Basílica Nuestra Señora del Pilar y, a su lado, el Cementerio de la Recoleta, un verdadero museo de esculturas al aire libre donde se encuentran los mausoleos de grandes personalidades, como el de Eva Perón. En frente, vas a ver La Biela, el restó-bar donde se inspiraban los escritores más importantes, como Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares (Av. Pres Manuel Quintana y Pres Roberto M. Ortiz). Y, a diez cuadras de ahí, tenés un teatro que fue convertido en la segunda librería más importante del mundo: el Ateneo Grand Splendid (Av. Santa Fe 1860), una joya arquitectónica e intelectual única en América.

PALERMO.

La nueva cultura hipster está aquí: los gustos vintage, diversos e independientes, se concentran entre viviendas y oficinas Premium de fábricas recicladas, casonas coloniales, torres modernas, bares y cafés de impronta minimalista, comida de autor, diseños de vanguardia local, arte, música y teatro alternativo, ferias donde predomina la estética retro y, sobre todo, mucho espacio verde. Con 156 manzanas es el barrio más grande de Buenos Aires, lo que explica y justifica que se haya dividido en tantos Palermos a la vez. Hoy existen 19 sub-áreas y cada una cuenta con su propia impronta; como Palermo Soho (polo gastronómico y cultural) o Palermo Hollywood (donde se concentran las productoras audiovisuales). Si lo que buscás es conocer las tendencias porteñas, cualquier Palermo es tu lugar. Si vas tras algo de esparcimiento al aire libre, El Rosedal, el Jardín Japonés o los Bosques de Palermo (que tienen un lago que permite hacer remo) son tu lugar. No dejes de visitar la Plaza Serrano, su feria y los bares que la rodean. Es ideal para tomar un jugo vegano, una cerveza artesanal, un café creado por baristas, o pedirte un almuerzo gourmet en alguna de sus veredas. En un radio aproximado de 6 cuadras, vas a encontrar variedad de marcas y tiendas de ropa o decoración estilo boutique; algunas con precios increíbles. La vida nocturna, es bien intensa: las luces de los pubs, bares, restó y discotecas con terraza propia te invitan a conocer gente y escuchar buena música sin tiempo límite. Palermo tiene onda, bohemia, creatividad y dinamismo. Es, nada menos, que el corazón de la movida porteña.

SHARE:

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:


Qué está sucediendo en #buenosaires