Los argentinos y el mate: guía para saberlo todo sobre el mate

Enterate de todos los secretos de la infusión nacional de la Argentina, el mate, la bebida más tomada por el pueblo criollo. Tips, datos y consejos para dominar el tema casi como un porteño, pero, ojo, sin fanfarronear.

LEER MÁS

Los argentinos y el mate: guía para saberlo todo sobre el mate

13 feb, 2019

SHARE:

Enterate de todos los secretos de la infusión nacional de la Argentina, el mate, la bebida más tomada por el pueblo criollo. Tips, datos y consejos para dominar el tema casi como un porteño, pero, ojo, sin fanfarronear.

Si un porteño te ofrece un mate es señal de que le caíste bien, de que le resultaste simpático y amable. ¿Por qué? Porque el mate en la Argentina es mucho más que una bebida, es una costumbre, un momento de hermandad, un vínculo de unión. Nadie toma mate porque tiene sed, sino que se trata de un ritual que acompaña el encuentro o que también ayuda a paliar la soledad de días largos de trabajo o noches eternas de estudio.






Declarada como infusión nacional de la Argentina, es una bebida que se toma con bombilla y se elabora con yerba y agua caliente en un pequeño recipiente con forma de calabaza. Parece un proceso simple, pero no: su preparación posee tantos trucos y secretos que suele generar grandes diferencias y hasta discusiones entre los argentinos. Un consejo: todos los porteños están convencidos de que son expertos en mate, mejor no contradecirlos.

Mate Buenos Aires


La historia

La infusión verde se toma desde mucho antes de la colonización española. De hecho, dado que la yerba viene de un árbol que sólo crece en el litoral argentino -y también en Paraguay, y en Uruguay-, el mate es una de las pocas costumbres que los pueblos originarios pasaron a los conquistadores. Cuenta la historia que los jesuitas terminaron por admitirla después de comprobar que, en lugar de volver perezosos a los guaraníes, les daba vigor y energía. Porque, además de todo, el mate tiene interesantes beneficios para la salud: estimula el sistema nervioso central sin provocar insomnio, aporta vitaminas y minerales, es diurético y contiene sustancias antioxidantes.


Usos y costumbres

Transmitido a todas las clases sociales, el mate no hace diferencia entre ricos y pobres, es como la Coca Cola: igual para todos. Compartirlo, además, no admite a quisquillosos que cuestionen la promiscuidad de la bombilla: limpiarla antes de tomar es visto como un gesto de desprecio y mala educación. No lo hagas.

Sin horario fijo, el ritual del mate puede extenderse durante todo el día. La mayoría lo toma como desayuno o merienda en reemplazo del café o el té, aunque hay fundamentalistas que lo consumen entre comidas casi como una prescripción médica. Respecto del sabor, el consenso es unánime: se toma amargo, el dulce es para los que necesitan “suavizarlo”.

Sobre el recipiente en sí mismo, las opiniones están divididas. Por un lado, están los defensores de la tradicional calabaza curada de boca ancha y sin forrar y, por el otro, los más democráticos abiertos a las nuevos diseños y tecnologías. Eso sí, los que saben dicen que la bombilla ideal es de acero inoxidable, alpaca o plata, sin excepción.





La preparación

El proceso es muy personal, pero acá te contamos todo lo que hay que saber para preparar un buen mate: primero, cargá el recipiente con tres cuartas partes de yerba, luego tapá la boca del mate con la palma de la mano, dalo vuelto y sacudilo para acomodar la yerba y eliminar el polvo. Después, humedecé de a poco la yerba sobre un costado y allí colocá la bombilla -que no se debe mover nunca más-. Por último, agregá el agua caliente a punto, nunca jamás hervida, sino entre 70 y 80 grados.


Iniciate con un mate con estilo

De calabaza, de cuero, de loza, de cerámica, de porcelana, de madera, de metal, de plata, de silicona, de vidrio, de aluminio. En infinitos materiales, diseños y colores, es un hecho: hay mates para todos los gustos. Los encontrás en bazares, talabarterías, tiendas de objetos de diseño o casas de artículos regionales.





SHARE:

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:


Qué está sucediendo en #buenosaires